Archivar en octubre 2018

Economistas: anuncios “oxigenarían” la producción

El Universal

El anuncio del Gobierno de inyectar dos millardos de euros en el mercado de divisas a juicio de expertos económicos podría apuntalar el aparato productivo del país.

Para Gerson Hernández, integrante de la Comisión de Economía de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), la medida dada a conocer el martes por el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami, luce “oportuna y novedosa” frente a las sanciones económicas de Estados Unidos en contra del sistema financiero venezolano.
Hernández, presidente del Consejo de Integración Empresarial Bolivariano de Venezuela (CIEB), y de la Cámara Bolivariana de la Construcción (CBC), las sanciones del gobierno estadounidense “han impactado en forma negativa en la economía del país”.
“Este anunció es una reacción positiva por parte del Estado venezolano que reemplazará la dependencia del dólar por una canasta de monedas de otros países y genera optimismo en el sector empresarial”.
Indicó que la medida del Gobierno también se complementa con la criptomoneda venezolana petro, que fue relanzada por el presidente Nicolás Maduro el pasado 1 de octubre, como nuevo mecanismo de comercialización, con el respaldo de las reservas de la Faja Petrolífera del Orinoco y, además, del oro y diamante.
“El petro está avalado por 29.900 millones de barriles de la Faja Petrolífera del Orinoco”, sostuvo Hernández, para quien la inyección de dos millardos de euros le dará “movilidad” al mercado cambiario.
Comentó que el ciudadano venezolano se adapta rápido a los cambios, esto en referencia a los anuncios del Gobierno y citó como ejemplo que la gente muestra interés por el petro, buscando información, e igualmente ocurrió con la supresión de los cinco ceros a la moneda venezolana.
“Los proveedores tendrán que adecuarse a la plataforma del euro”, agregó.
—¿La medida tendrá algún impacto en la inflación
 —Claro que impactará, pero en lo positivo, porque el tema de la inflación va enlazado con la masa monetaria y cuando hay mucho circulante la inflación tiende aumentar.
Dijo que en el caso de Venezuela la inflación es “inducida” pero considera que se está “estabilizando” y frente a los altos precios de los productos “la gente va a comprar estrictamente lo necesario”.
Oxígeno a la producción
Alejandro Grisanti, director de Ecoanalítica, dijo que si se analiza “sin prejuicios” de que el Gobierno coloque en el sector privado esos dos mil millones de euros “brindaría un poco de oxígeno al sector productivo, y obligaría a los empresarios a abrir una cuenta bancaria en euros, lo que recomiendo que vayan haciendo”.
Sin embargo, dijo que los anuncios de El Aissami, en el marco del Plan de Recuperación Económica, “generan escepticismo” en la colectividad por considerar que el Gobierno ha hecho muchos anuncios económicos que han “resultado en falacias”.
Argumentó que habrá “un complejo proceso de adaptación” en la cultura del venezolano para adecuarse a las transacciones en euros.
“Los venezolanos pensamos en dólares. Compramos en dólares. La moneda referencial en la historia de Venezuela es el dólar porque el petróleo es un bien que siempre se ha transado en dólares; el cambio a euros costará”, escribió el economista en su cuenta Twitter.
Comentó que el precio del petróleo ha aumentado en el mercado internacional, pero observó que la producción de la industria petrolera venezolana ha sufrido una “caída abrupta”, por lo que preguntó de dónde obtendrá el Gobierno esos recursos para colocarlos en el mercado cambiario.
Control de cambio y precios
Para Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, los anuncios del Gobierno son “estrategias económicas exóticas” que a su juicio no atacan el problema real de la economía nacional y citó el control de cambio y precios, la hostilidad al sector privado, la represión política y la corrupción.
“El anuncio de inyectar dos millardos de euros a la economía, a través del sector privado, hace un guiño positivo al reconocimiento de quien puede, realmente, generar actividad en Venezuela. Pero la credibilidad en el monto y la continuidad de esa estrategia es muy, pero muy baja”, agregó.

Cendas: Canasta Básica Familiar subió a más de Bs.S 44 mil en septiembre

El Universal

El precio de la Canasta Básica Familiar de septiembre de 2018 es Bs. 44.079,02 bolívares soberanos. Aumentó 23.261,96 bolívares soberanos (12.9 salarios mínimos), 111,7%, con respecto al mes de agosto de 2018. Se necesitaban 1.469,30 bolívares soberanos diarios para cubrir su costo.

La variación anualizada para el período septiembre 2018 y septiembre 2017 es 112.894,2%.
Todos los rubros subieron de precio
La variación de precios mensual de la Canasta Básica Familiar se debe al incremento de precio de todos los grupos que la integran.
En primer lugar, el rubro de servicios públicos básicos subió de 81,04 a 2.365,90 bolívares soberanos, 2.819,4%, debido al aumento de la tarifa del transporte interurbano en 3.900,00%, de 0,50 a 20 bolívares soberanos en las líneas de transporte de Charallave – Yare. La factura de telefonía CANTV aumentó de 0,30 a 47,90 bolívares soberanos, 15.866,7%. La bombona de gas subió de 1,50 a 22 bolívares soberanos, 1.366,7%. La tarifa del Metro de Caracas aumentó de 0,00004 a 0,50 bolívares soberanos, 1.249.900% y la factura de electricidad, de 3,55 a 25 bolívares soberanos, 604,2%.
El rubro de educación subió 234,5%, de 1.856,06 a 6.207,89 bolívares soberanos, reseña una nota de prensa de Finanzas Digital.
Salud aumentó 162,9%, de 396,83 a 1.043,32 bolívares soberanos, como resultado del incremento de precio tanto del Gengimiel para adultos como del pediátrico, de 86,33 a 280,00 bolívares soberanos, 224,3%. La Amlodipina aumentó de 11,16 a 126,66 bolívares soberanos, 1.034,9%. El acetaminofén pediátrico subió de 63,33 a 173,33 bolívares soberanos, 173,7%. El Atamel Forte, de 149,66 a 183,33 bolívares, 22,5%.
El rubro de vestido y calzado aumentó 2.781,33 bolívares soberanos, de 2.628,92 a 5.410,25 bolívares soberanos, como promedio mensual, 105,8%.
Los alimentos subieron 11.239,16 bolívares soberanos, de 11.688,65 a 22.927,81 bolívares soberanos, 96,2%.
El alquiler de vivienda aumentó 66,7%, de 60,00 a 100,00 bolívares soberanos.
Los artículos de higiene personal y limpieza del hogar subieron de Bs. 4.105,56 a Bs. 6.023,85, 1.918,29 bolívares más, 46,7%.
La esponja, de Bs.S. 17,16 a Bs.S. 58,33, 239,9%; el papel toilet, de Bs.S. 116,00 a Bs.S. 265,00, 128,4%; el champú, de Bs.S. 172,13 a Bs. 373,33, 116,9%; la espuma de afeitar, de Bs.S. 127,00 a Bs.S. 218,33, 71,9%; el desodorante, de Bs.S. 116,66 a Bs.S. 176,66, 51,4%; las toallas sanitarias, de Bs.S. 58,00 a Bs.S. 71,33, 23,0%; el detergente, de Bs.S. 303,33 a Bs.S. 356,66, 17,6%; la afeitadora desechable, de Bs.S. 55,00 a Bs.S. 63,33, 15,1%; el jabón azul, de Bs.S. 130,00 a Bs.S. 146,66, 12,8%; la crema dental, de Bs.S. 86,00 a Bs.S. 95,00, 10,5% y el jabón de baño, de Bs.S. 54,63 a Bs. 57,66, 5,5%.
El costo promedio de un almuerzo para un trabajador es de Bs.S. 290. El monto del ticket de alimentación es de Bs.S. 180,00 mensuales.
 
Canasta Alimentaria Familiar se ubicó en Bs.S 22.927,81 en septiembre
 
Por su parte, el precio de la Canasta Alimentaria Familiar de septiembre de 2018 se ubicó en 22.927,81 bolívares soberanos, aumentando Bs.S. 11.239,16, 96,2% con respecto al mes de agosto de 2018 y 85.419,6% entre septiembre de 2017 y septiembre de 2018.
Se requieren 12.7 salarios mínimos (Bs.S. 1.800,00) para poder adquirir la canasta, referida a una familia de cinco miembros: Bs.S. 764,26 diarios, 0.4 salario mínimo diario.
Todos los rubros de la canasta alimentaria aumentaron de precio: frutas y hortalizas, 132,6%; leche, quesos y huevos, 111,8%; raíces, tubérculos y otros, 111,1%; carnes y sus preparados, 104,9%; pescados y mariscos, 100,4%; azúcar y sal, 88,8%; cereales y productos derivados, 66,8%; café, 66,6%; granos, 28,9%; salsa y mayonesa, 25,6% y grasas y aceites, 8,6%.
Escasez
 
Veintitrés presentaron problemas de escasez: leche en polvo, mortadela, atún enlatado, pollo, carne de res, margarina, avena, azúcar, chuleta, aceite de maíz, caraotas, arvejas, lentejas, arroz, harina de trigo, pastas alimenticias, harina de maíz, café, huevo de gallina, mayonesa, pan, queso amarillo, hígado de res: el 38,33% de los 60 productos que contiene la canasta.
Adicionalmente, escasean 34 productos básicos como: jabón de baño, cera para pisos, papel tualé, pañales, toallas sanitarias, toallines, toallitas, leche condensada, suavizante, desodorante, afeitadora desechable, jabón Las Llaves y medicamentos como Atamel, Losartán Potásico, Amlodipina, Aspirinas, Omeprazol, Lansoprazol, Dilantin, Di-Eudrin, Glibenclamida, Glidan, Biofit; anticonceptivos Belara y Trental; Tamsulon, Zyloric, Tamsulosina, Heprox, Secotex, Urimax, Clopidogrel y antialérgicos, entre otros, e inyectadoras. En total, escasean al menos 57 productos en este registro.